M&MHay muchos chocolates en el mercado pero hay tres chocolates que me llaman la atención y estos lo son: Hershey’s, Godiva y M&M. Cada cual tiene su público, sus ventas, sus estrategias y su marca pero estos tres chocolates se pueden convertir en un gran ejemplo para muchos profesionales que buscan empleo o que son emprendedores.

Puede ser que ya conozcas la historia de Hershey’s y Godiva, sea por que has asistido a mis talleres, webinar ( escucha la grabación) o leído mi publicación en LinkedIn: La Simple Diferencia entre  Godiva y Heshey’s : Comer vs. Regalar. Pero hay un nuevo chocolate que se une a esta historia y lo es el M&M.

Sea que te gusten los M&M’s rellenos de maní, pretzel, mantequilla de maní o los que son de simple chocolate hay un denominador común entre estos, ¿Adivinas? Bueno, es que son de muchos colores pero siempre tienen el mismo sabor.  Pero…¿Qué sucede con los M& M’s en el mundo profesional y empresarial? Esta comparación se traduce a lo que le llamo “El Virus M&M”, cual se compone de motivaciones y pensamientos que se alinean a nuestra manera de trabajar o buscar empleo. Este virus se compone de cambiar el color por fuera pero por dentro seguimos siendo lo mismo. A lo que me refiero es que muchas veces como profesionales nos especializamos en un nicho pero nos vestimos de diferentes colores para “lograr más”, algo que puede ser perjudicial para nuestra marca.

¿Tendrás el Virus M&M? Algunos síntomas de este virus se basan en lo siguiente:

Motivantes:

1- Poder: por mantener una buena reputación o  crear nuevas conexiones y oportunidades le dices que si a todo, aunque no sea tu tema de experiencia o nicho ya que son buenas oportunidades para darte a conocer. 

2-Competencia: por querer ganar éxito, logros o generar ganancia eres capaz de aceptar propuestas o trabajos que no están alienados a tu educación, experiencia e inclusive no se relacionan a tu pasión. 

3- Aprendizaje:entiendes que esa oportunidad es importante y aunque no sabes del tema o del trabajo  entiendes que lo puedes estudiar. Entonces ves videos en You Tube, lees e-books, investigas en Google y si tienes tiempo añades una certificación adicional a las tantas que ya tienes. 

Pensamientos: 

1- Eres Proactivo: “Yo lo puedo hacer”. Tienes la motivación para hacer las cosas y tomar iniciativa es algo que te nace pero la desventaja es que puedes confundir a tu cliente/público o empleador con tu mensaje.

2- Te Acercas: ” Lo voy a lograr”.  Puedes centrar objetivos y mantenerte motivado/a, esto te apoya a lograr tus metas pero el mantener consistencia y balance en tu marca puede verse perjudicado, no lo verás a simple vista pero a lo largo tendrá sus repercusiones.

3- Ves Opciones: ” Una nueva oportunidad”.  Generar experiencia en un nuevo campo es un reto que crea posibilidades en tu carrera y  puede ser de gran oportunidad. Pero la parte más importante de una marca e imagen exitosa se trata de crear consistencia entre lo que se dice y se hace por tanto no todo puede ser una opción. 

¿Qué hacer? Si tienes algunos de estos síntomas, haces de todo pero nadie reconoce tu marca,  quiero que sepas que no estás solo/a, a mi también me sucedió. Definir mi marca me tomó tiempo y entendí las consecuencias de ver todo como una opción. Si estas listo/a para crear tu marca escríbeme y empecemos a definir si serás Hershey’s o Godiva.