La falta de empleo o la “crisis laboral” es una realidad que está sucediendo en muchos países, en algunos se puede sentir más fuerte que en otros pero la realidad es que no hay empleo seguro. Día a día, escucho historias de profesionales que no esperaban perder su empleo y les apoyo a iniciar procesos de transición de carrera para el cual muchas veces no están mentalmente, económicamente o físicamente preparados.

Mi teoría en relación a la “crisis laboral” es que la estamos mal interpretando. La real crisis está en  las expectativas de muchos profesionales que esperan obtener empleos seguros en áreas laborales tradicionales con grandes oportunidades y beneficios. El mundo laboral ha cambiado, las profesiones tradicionales poco a poco se van reinventando hasta a veces llegar a ser realizadas por sistemas automatizados. Y, poco a poco, muchos de nosotros llegamos a convertirnos en “dinosaurios” ya que nuestros oficios tradicionales, nuestras expectativas laborales y profesionales de ensueño ya no son tan alentadoras y quedarán en la prehistoria.

¿Qué sucedió con nuestros sueños de ser profesionales? ¿De tener un empleo seguro?   ¿De poder contar con un plan de retiro para una vejez decente? El sistema educativo no nos preparó lo suficientemente bien para afrontar estos cambios laborales que han sido alineados a las nuevas tendencias tecnológicas que nosotros mismo hemos creado demanda por medio de nuestro apoyo. Tenemos que entender que parte de la crisis laboral se da por que las necesidades del mercado laboral están apuntando a nuevas profesiones las cuales muchos de nosotros no hemos estudiado o incluso no hemos pensado estudiar.

Yo NO veo una crisis laboral, al contrario, veo una nueva oportunidad laboral para toda persona que este lista para emprender, sea en un negocio, creando un plan de transición de carrera estratégico o incluso haciendo lo que Victor hizo, cambiar la estrategia de búsqueda de empleo.

Estrategias como las que hizo Victor se verán más a menudo en diferentes países ya que el nuevo mercado laboral y procesos de reclutamiento nos están llevando a este tipo de acciones. Por eso, es importante crear conciencia de nuestra marca profesional, donde tú eres el CEO de tu propia empresa. Ya no se trata si eres un empresario… es que todos lo somos ya que día a día sea por Facebook, Twitter, LinkedIn estamos promocionándonos y el que sepa jugar este juego le sacará mucha ventaja en su vida, carrera o empresa. Lo importante es definir quién eres, en que te especializas y tener una meta definida.

Entiendo que Victor tiene muy definida su especialidad… lo único que le recomiendo a Victor es un correo electrónico profesional. ¡Éxito Victor! ¿Y tú, que vas a hacer para conseguir empleo?

Imagen de Karmen Olmo