En mis inicios como empresaria cometí varios errores, muchos de estos me han dado el aprendizaje con el cuál hoy puedo apoyar a muchos. Pero, entre estos errores el más que me costó en el mercado; fue el no entender la importancia de especializarme y desarrollar consistencia en mis proyectos.

En el 2008 empecé mi agencia de reclutamiento, Maestros X-press, Inc. Esta fue mi primera experiencia como empresaria, lee más de esta gran experiencia en este artículo: Con $500 logré mi primera experiencia de empleo. De esta manera, logré desarrollar mi experiencia en el campo de Recursos Humanos, específicamente, cómo Reclutadora y Consultora en el campo educativo. Luego, para el 2012 mi carrera profesional dio un giro con la Certificación de Coaching de Vida y Liderazgo. Esta certificación me apoyo mucho en el área personal pero también me permitió reinventarme en el mercado como coach. Para este mismo tiempo también completé una Certificación como “Professional Image Consultant y “Personal Shopper”.

Para el 2013, ya había desarrollado mi segundo proyecto empresarial, The Coaching Spot, cuya misión era apoyar a coaches y profesionales a desarrollar su consultoría e imagen profesional. De esta manera fue que empezó mi error, me dio el virus MM, lee sobre este virus y evalúa si te está pasando a ti también. ¿Cuál fue mi error? Querer abarcar mucho y  hacer las cosas ropa BNC maniquidiferentes sin tener una estrategia y/o evaluar las consecuencias. Así empezó mi error, hice un evento para lanzar la compañía, en este evento me enfoqué en explicar la importancia de la imagen, incluso, para diferenciarme en el mercado, opté por tener un maniquí con el cual desarrollé combinaciones “en vivo” (esto era lo más que le gustaba al público).

Así  fue que me llegaron  muchas oportunidades, desde auspicios de “boutiques”, oportunidades en la televisión y  proyectos innovadores. Pero que sucede… cada una de estas oportunidades me alejaba de lo que era mi pasión, apoyar a profesionales y coaches a desarrollar su marca personal. Cada día me acercaba a un mundo más “fashion” y me alejaba de quien era yo. Screenshot 2017-05-29 20.46.01.pngPero un día todo esto me chocó fuerte…había sido contratada a ofrecer un taller sobre cómo desarrollar un departamento de Recursos Humanos. Uno de los participantes era una conocida y cuando me ve me pregunta: ¿Vienes a tomar el taller? Y le contesto…“No, soy el recurso que dará el taller”. Continuamos hablando y le explique como había empezado en el campo de RH. Este momento fue clave en mi carrera, me di cuenta que las personas no sabían a lo que me dedicaba y que el nuevo campo en donde estaba entrando no era el que me apoyaría a lograr mis metas profesionales. Entre otros errores, también tengo que reconocer que toda “oportunidad” que llegaba a mi vida la tomaba, sin evaluar cómo añadía valor a mi marca. Pero en el 2015, tomé control de mi marca y me especialicé, desde entonces las ventajas han sido muchas, desde alianzas internacionales, más estabilidad económica y mayor legado.

Entonces…¿Por qué especializarnos? Cuando nos especializamos; logramos desarrollar mayor credibilidad en el mercado, generamos mayor valor para nuestros clientes, conectamos de una manera más sencilla y memorable. De esta manera logramos sacarle ventaja a nuestras fortalezas, así siendo más felices en lo que hacemos y también dando lo mejor de nosotros para los demás. Bien lo dice Tom Peters en su libro: The Brand Called You, especialízate o húndete. ¿Qué decides hacer? ¿Quieres especializarte pero no sabe cómo? Pendiente al blog de la semana que viene dónde te apoyaré más, mientras tanto te recomiendo estos cuatro artículos para empezar a definir tu marca y encontrar inspiración: ¿Eres más de lo mismo? ¿El problema de ayudar a las personas?, Pandora…Por más de 10 años los escépticos tuvieron razón, ¿Por qué necesitas un Coach para desarrollar tu marca?