El mes de la Herencia Hispana cae dentro de lo que yo le llamo el “check the box” del calendario del comité de diversidad e inclusión o del plan de trabajo en muchas empresas. Cuando se habla de diversidad e inclusión pensamos en todas las celebraciones que “tenemos” que hacer durante el año. Pero, se nos olvida lo más importante: ¿cuál es la experiencia que se lleva la persona? En Recursos Humanos este tema se conoce como el “candidate experience”, esa experiencia antes, durante y después de la contratación. Pero ¿qué sucede en la mayoría de las ocasiones? A veces, al momento del candidato llegar le damos un proceso de “onboarding” y allí se acabó la bienvenida. Y, poco a poco, no prestamos atención a esa experiencia y se nos olvida el seguimiento. Esto mismo pasa con estas celebraciones de diversidad cultural, se sigue el calendario pero no hay un seguimiento.

¿Qué tiene que ver esto con la celebración del Mes de la Herencia Hispana? ¡MUCHO! ¡Somos más que un “check the box”! O sea, no está mal el que se celebre pero lo que se les olvida a muchos empleadores es que no se trata de celebrarlo por un mes, es que la diversidad y buscar la inclusión es tarea de todos los días, hay que darle seguimiento.

En junio, estuve participando en la Conferencia Nacional de la Red de Derechos de Discapacidad en Baltimore, MD y tuve la oportunidad de compartir dos temas, entre estos: Beyond Checking the Box: Strategies to Increase Diversity & Inclusion. Su enfoque era educar a los empleadores sobre la importancia de tener estrategias de inclusión todo el año, y evitar el solo llenar una caja para luego poder decir, “ya lo hicimos”, “está marcado, cumplimos”. ¿Por qué esto es tan importante de recalcar?  La diversidad y la inclusión no es por temporadas; las estrategias y el tema deben de estar siempre presente, ya que la inclusión no es un tema que se resuelve en un día, en una semana, un mes o un año. Para lograr una inclusión efectiva tenemos que trabajar arduamente educando ya que los calendarios de diversidad pueden respaldar nuestros esfuerzos, pero no garantizan el éxito o la inclusión.

Te comparto que he sido testigo de la importancia de educar y crear experiencias positivas. Recuerdo una situación particular sobre este tema; llegué a trabajar a esta empresa y estaba muy consciente de las razones de mi reclutamiento, era hispana, esposa militar y millennial. ¿Cómo lo comprobé? Semanas después en una reunión de recursos humanos me entero de que sus números en reclutamiento de hispanos y militares estaba bajo. Pero, lo que me dejó sorprendida fue que, a menos de dos meses de estar trabajando en la empresa llega el mes de la hispanidad, y cuando pregunto sobre que se iba a hacer, mi supervisora me contestó lo siguiente: “no podemos celebrarlo ya que aquí no se celebran ningún otro mes y de hacerlo tendríamos que celebrarlos todos”. Esa respuesta me dejó sorprendida, a la cual contesté: “entiendo y creo que este es un buen momento para iniciarlo, me pongo a las órdenes.” La contestación fue ¡NO!

En esa misma empresa tuve muchas situaciones donde pude ver la importancia de educar y no solo por un mes. En una ocasión me ofrecí a llevar arroz con cilantro para un “potluck” y alguien se atrevió a decirme esto: “que bueno, por que tu harás el arroz de la manera correcta”. Realmente ese comentario me dejó muda, pero ese no fue el único. Tuve momentos donde en una reunión estábamos viendo una página web de unos productos y la información estaba en español y alguien hizo este comentario “yo no entiendo porque yo no hablo puertorriqueño”. El más que me llamó la atención fue el comentario de un compañero reclutador afroamericano. Ese día el departamento de recursos humanos estaba trabajando en una actividad social en la empresa y el motivo era de fiesta Mexicana, resulta que había música hispana. Este reclutor me dice, “Bianca cántate esa canción, que tú te la sabes, yo se que te la sabes”. No sabía si reírme o decirle dos o tres por su comentario tan ignorante y racista, pero por la confianza que teníamos le dije “me imagino que tú te sabes todas las canciones de rap y hip hop, verdad?”

¿Solo somos un mes? ¡NO y somos más que un “check the box”! Ninguna nacionalidad, cultura o etnicidad merece solo un mes. Más que nunca, debemos crear consciencia y educar. Existe mucha ignorancia y lo peor es que muchas veces viene de los líderes. En una empresa la cultura y el ambiente organizacional influye muchísimo en la inclusión, y el liderazgo de esta debe ser el ejemplo.


Algunas preguntas para Reflexionar:

  • ¿Qué iniciativas tenemos durante todo el año?
  • ¿Qué estamos haciendo para ir más allá de las celebraciones mensuales?
  • ¿Cómo podemos adoptar nuevas iniciativas de diversidad e inclusión durante todo el año?
  • ¿Cómo nuestros líderes están dando el ejemplo?
  • ¿Qué experiencia queremos que se lleven nuestros clientes internos y externos?

Actividad para empezar la conversación sobre prejuicios:

Completa este llena blanco: ( Te comparto un ejemplo, solo cambia la palabra subrayada por tu contestación. Incentiva a que los participantes expliquen la razón de su contestación y fomenta un diálogo de empatía. )

Soy HISPANA pero no soy MEXICANA

Lee más sobre este tema: Los Latinos somo más y Entre la multitud celebra tu Marca Latina


Soy Directora de la empresa The Coaching Spot, donde me especializo en el desarrollo de estrategias de marca personal y empleadora. Ayudo a las personas y organizaciones a liderar su marca por medio de estrategias creativas, innovadores y personalizadas. Cuento con 17 años de experiencia en el campo educativo /entrenamiento y 10 años en el campo de Recursos Humanos. Soy Coach Certificada, Trainer y Aliada estratégica para MindSonar Puerto Rico y Trainer para el Emotional Paycheck Institute of Canada. Conoce más de mi en: www.bianca-negron.com. Contáctame por email en: bnegron@thecoachingspot.com o What’s App: (787) 955-9000