De repente, vino el BOOM de webinars, certificaciones, tutoriales, recomendaciones de libros y la cantaleta de tener que ser productivo” durante la cuarentena. Cada día, la sobrecarga de información aumenta, en mi caso, te comparto que tuve que darle un detente a muchas cosas, en especial a las redes sociales y chats de What’s App.

En pasadas semanas, he visto que muchos de los comentarios en las redes se inclinan a la recomendación de tener que hacer algo productivo” durante este tiempo. La “productividad” está siendo promovida como sinónimo de aprendizaje. Muchas de las invitaciones aluden a que; de no estudiar, leer un libro o crear una empresa, representan una pérdida de tiempo. Incluso, he leído publicaciones donde se compara la productividad con Isaac Newton y su gran descubrimiento de la teoría de la gravedad durante su aislamiento por la peste en 1665. 

En el escenario que estamos viviendo, tenemos que ser muy cuidadosos con nuestros comentarios y con lo que compartimos en las redes. Hace mucho tiempo que venimos vendiendo en las redes la importancia de ser exitoso, lo cual ha creado una gran presión para muchos, lee sobre este tema aquí. En estos momentos, deberíamos de evitar poner más estresores sobre lo que se debe de estar haciendo con nuestro tiempo. Es momento de no juzgar aquel que no quiere leer un libro y prefiere ver Netflix. Es tiempo de entender que cada uno de nosotros tiene una realidad diferente y esta definirá lo que vamos a hacer durante este tiempo. 

Aprender algo nuevo o ampliar nuestro conocimiento en algún tema no tiene nada de malo, mi mensaje en este blog es que debemos de respetar a los que no pueden o no quieren. Para muchos, las prioridades han cambiado, puede ser que ahora el poco tiempo que tenían lo tengan que usar para estudiar con sus hijos, para cocinar, limpiar o simplemente pasar tiempo de calidad con su familia. 

Considero que la sobrecarga de información nos entorpece o paraliza en especial cuando quieres estar en todos los canales a la vez. O sea, te inscribes en cada webinar que te invitan, te matriculas en cursos gratuitos y hasta pagas por otros, ves cada tutorial que se te cruza en las redes y descargas cada libro que puedes. Pero… ¿de qué vale hacer todo y a la vez hacer nada? Me refiero a que el tener muchas opciones nos puede llevar a un estado de inercia o parálisis ya que la sobrecarga de información nos puede llevar a una sobrecarga emocional que nos paraliza. ¿Por qué nos puede paralizar? Sencillo, empezamos a querer todo y poco a poco nos lleva a compararnos y a competir con otros, incluso, puede hacernos sentir menos por no poder hacer X o Y cosa “productiva” y así nos ponemos más presión. Te comparto dos blogs sobre este tema: ¿Tendrás el virus M&M? y El lío de querer hacer de todo

Hoy en día, lo más importante es vivir tu realidad, crear un balance teniendo en perspectiva lo que puedes controlar y lo que está fuera de tu control. Este tema lo comparto ya que he tenido algunos clientes que se han sentido abrumados con tanta información. También, te puedo confesar que yo la he sentido, lo importante es que podamos elegir lo que decimos, pensamos, sentimos y hacemos. Es normal sentir miedo, angustia, coraje, dolor, cansancio, abrumación… pero necesitamos entender que estos sentimientos serán pasajeros si sabemos transformarlos. Lo primero que necesitamos reconocer es nuestra actitud y emociones para luego cambiarlos por actitudes y emociones que nos generen mayor valor.

Te comparto algo muy personal, desde que todo esto empezó he buscado estar más conectada con mis emociones para así crear ese balance sin ponerme presiones. En estos momentos, tengo 31 semana de embarazo, me acabo de mudar a una casa nueva y no estoy en las mejores condiciones para desempacar. Mi esposo ha sido de gran ayuda, pero hace 2 meses tuvo un reemplazo de cadera, así que los dos hacemos lo que podemos. Aunque llevo más de 10 años trabajando desde mi casa, en estos momentos la dinámica cambió ya que mi realidad es otra. Le estoy dando continuidad a mis proyectos, sigo trabajando con mis clientes, pero todos los días los manejo acorde a cómo me siento; sin presiones.

Por más dura que sea la realidad externa recuerda que la realidad interna se transforma con tus pensamientos y acciones. Así que no te compares con nadie, evita tener una lucha con todo y todos, hazlo simple, evita el control, busca disfrutar el momento y no caigas en la trampa de “tener que ser productivo”. En estos momentos eres tú quien define tu productividad, sea leyendo un libro, jugando con tus hijos, descansando y viendo tu serie favorita o simplemente dándole Gracias a Dios por el hoy.


Bianca Negrón
Bianca Negrón

Hola, soy Bianca Negrón, Directora de la empresa The Coaching Spot, donde me especializo en el desarrollo de estrategias de marca personal y empleadora. Ayudo a las personas y organizaciones a liderar su marca por medio de estrategias creativas, innovadores y personalizadas. Cuento con 17 años de experiencia en el campo educativo/entrenamiento y 10 años en el campo de Recursos Humanos. Soy Coach Certificada, Trainer y Aliada estratégica para MindSonar Puerto Rico y Trainer para el Emotional Paycheck Institute of Canada. Conoce más de mi en: www.bianca-negron.com. Contáctame por email: bnegron@thecoachingspot.com o What’s App: (787) 955-9000